Joanne Kathleen Rowling es tal vez la escritora más popular del mundo. Su caso ha adquirido el aura de un fenómeno de la cultura popular contemporánea, y no pocos críticos la consideran una renovadora de la importancia del libro por su influencia en públicos de todas las edades. Cada una de las novelas de Harry Potter, traducidas a más de cincuenta idiomas, se convirtió en best seller desde el mismo momento de su publicación.